Saltar al contenido

Dogo de burdeos, inteligente y fiel

Cuando hablamos de perros, las personas suelen ser un poco recias a las especies grandes, puesto que tienen una presencia más intimidante. Sin embargo, el Dogo de Burdeos es una de los grandulones más queridos en Europa por su amigable personalidad. Conoce en esta ocasión todo acerca de esta maravillosa raza.

Sabemos que cuidar un perro no es una tarea que podemos tomar a la ligera, por lo que queremos enseñarte todo lo que debes saber sobre el Dogo de Burdeos antes de adoptar uno. En cualquier caso, estamos seguros de que encontrarás en estos perros un integrante ideal para tu familia.

Altura: En la edad adulta, los machos llegan a medir entre 60 y 68 cm. Por su parte, las hembras alcanzan los 57 a 66 cm de altura.

Peso: Los machos pueden pesar mínimo 50 kg, pero lo normal es que el peso ronde entre 54 y 65 kg. En el caso de las hembras, lo ideal es que pesen entre 50 y 60 kg, y llegar a un mínimo de 45 kilogramos.

Pelaje: Corto, suave y fino. Es de tonalidad de leonado y pueden tener manchas en las patas, pecho o cara.

Personalidad: Amigable, inteligente, sociable y valiente.

Temperamento: Tranquilo y fiel.

Cuidados: Cepillar con cuidado y periódicamente, pero siempre atendiendo sus arrugas. Sacar a pasear 2 o 3 veces al día. Visitar al médico 2 veces al año.

Entrenamiento: Responde excelentemente al refuerzo positivo durante su educación. Aprenden múltiples órdenes que pueden recordar por el resto de su vida.

Alimentación: Su dieta requiere de 700 a 900 gramos de alimento en donde la carne cruda es el componente principal. Podemos complementar con verduras y carbohidratos como pastas o arroz.

Esperanza de vida: Gracias a que los cuidados han aumentado, pueden vivir de 8 a 10 años.

Antecedentes: De origen Francés.

Personalidad del Dogo de Burdeos

Algo que caracteriza a estos perros es que son sumamente valientes y que pueden crear fuertes lazos afectivos con sus compañeros humanos. Por eso hay que tener cuidado al momento de exponer a esta raza a situaciones que puedan parecer violentas, ya que no dudaran en protegerte.

Todo depende del tipo de crianza que tenga, aunque normalmente son tranquilos y poco ruidosos. En este sentido, deben socializar desde cachorros con humanos y mascotas de todas las edades, para que se acostumbre y tenga actitudes positivas con los demás. También puedes exponerlo a sitios u objetos con los que tenga que relacionarse durante el resto de su vida.

Temperamento del Dogo de Burdeos

Como ya mencionamos, a pesar de sus violentos orígenes como perro de peleas, el temperamento del Dogo de Burdeos es tranquilo y amigable. Si bien, tiene mucho que ver la crianza que se le dé, normalmente es considerado un perro familiar por su gran paciencia frente a los niños.

No obstante, puede hacer uso de su gran tamaño y fuerza cuando se le entrena para ser un perro de vigilancia. Asimismo, la falta de cuidados apropiados o los maltratos directos pueden desembocar en una actitud nerviosa y defensiva. El Dogo de Burdeos es un perro sensible que requiere de afecto, como cualquier raza.

Dogo de Burdeos

Cuidados del Dogo de Burdeos

Las principales consideraciones a tomar a la hora de cuidar un Dogo de Burdeos giran en torno a sus necesidades como una raza grande. Como ya te imaginarás, estamos tratando con un animal que requiere de mucho alimento, así como una gran cantidad de productos para higiene dental.

Como a la mayoría de los perros, solo hay que bañarlos cuando estén sucios o huelan mal, es decir, no todos los días. Además, debe hacerse con cuidado, puesto que puedes dañar la capa protectora natural de su piel. Por último, recuerda limpiar cada una de sus arrugas, en especial las de la cara.

Por otro lado, recuerda que necesita mantenerse en forma, por lo que tendrás que sacarlo a pasear unas 3 veces al día. En ciertos lugares, el Dogo de Burdeos es considerado peligroso, por lo que es obligatorio el uso de bozal cuando vayas a pasearlo. Sin embargo, su cuerpo molosoide lo puede hacer sufrir problemas con la respiración, así que procura un modelo de canasta para que pueda respirar.

Entrenamiento del Dogo de Burdeos

Una de las virtudes más admirables de esta raza es su capacidad de aprendizaje, lo que facilita el proceso de educación y adiestramiento. Esto se debe a que el Dogo de Burdeos es muy inteligente y perceptivo. Recuerda que, para aprovechar al máximo este atributo, se recomienda adiestrarlo a partir de refuerzo positivo y nunca llegar a usar la violencia.

Las primeras órdenes que debes enseñarle consisten en actividades básicas como orinar en la calle y morder sus juguetes. Una vez dominadas, puedes continuar con órdenes básicas de obediencia como sentarse o responder a tu llamado. En cualquier caso, recuerda recompensarle cada vez que las cumpla correctamente.

De esta forma, estimularás la inteligencia del perro y le ayudarás a recordar. De hecho, el Dogo de Burdeos es capaz de retener su educación por el resto de su vida. Dicho de otro modo, luego de enseñarle una orden a un ejemplar de esta raza, no la olvidará nunca.

Alimentación del Dogo de Burdeos

Un ejemplar promedio puede llegar a consumir de 700 a 900 gramos de alimento cada día en su fase adulta. La dieta del Dogo de Burdeos deberá estar compuesta por proteínas de excelente calidad, así como vitaminas y minerales para que se desarrolle correctamente. Es importante no alimentarlo de más para que no sufra de sobrepeso.

Esperanza de vida del Dogo de Burdeos

Si bien, las razas grandes no suelen vivir mucho tiempo, los tratamientos de la actualidad han prolongado su esperanza de vida. Hoy en día, el Dogo de Burdeos vive de 8 a 10 años, siempre y cuando haga ejercicio, se alimente bien y se trate adecuadamente sus problemas de salud.

Salud del Dogo de Burdeos

Que su fuerza física no te engañe, esta raza es susceptible a desarrollar múltiples enfermedades, por lo que conviene llevarlo al veterinario cada 6 meses. Recuerda que mientras más rápido detecten una enfermedad, será más fácil combatirla.

Entre las patologías más comunes, se encuentran la displasia de cadera y codo, cardiomiopatías, problemas de respiración que pueden llevar a golpes de calor e infecciones generadas por sus arrugas.

Dogo de Burdeos

Antecedentes del Dogo de Burdeos

Aunque parezca apropiado hablar del origen del Dogo de Burdeos, lo cierto es que su historia violenta no representa a lo que es hoy. Se estima que esta enorme raza es de origen Celta, pero no fue sino hasta el siglo XIV que se registró por primera vez la existencia de esta raza, en Francia.

A partir de entonces, el Dogo de Burdeos se popularizó en Europa, siendo usados como guardianes, auxiliares carniceros y como los principales perros de caza. Asimismo, muchos fueron empleados como perros de pelea. En esa época, existían también dos tipos de Dogos más en Francia, el tipo Toulouse y el de París.

Finalmente, en 1863 fue presentada esta raza con el nombre que todos conocemos en la actualidad, durante la primera exposición canina realizada en el Jardín de Aclimatación en París.

Adoptar un Dogo de Burdeos

Incluir en tu familia a un perro como este siempre es una excelente idea, siempre y cuando consideres el gasto que suponen. De igual forma, encontrarás en el Dogo de Burdeos un amigo fiel que estará dispuesto a protegerte y hacerte compañía en todo momento.

No olvides que se trata perros grandes y fuertes, por lo que requieren de un compañero fuerte que los guíe durante los paseos y que sepa como entrenarlo.